La Liga Defensora Logomark

Abogados de Residencia Permanente en California

1 +
clientes
1 +
Abogados
1 +
Años de exp
1 +
Empleados

Abogados Para Residencia Americana En Los Ángeles, Ontario, San José, Fresno, Dallas, Phoenix y Las Vegas

¿Cómo puedes solicitar la tarjeta de residente permanente?

La solicitud de residencia permanente tienes que presentarla ante las autoridades migratorias correspondientes. Debes contratar un bufete de abogados que te indique lo que tienes que hacer, porque este tipo de proceso puede incluir:

  • Un ajuste en el estatus para las personas que están residiendo en los Estados Unidos
  • Un proceso consular para las personas que residen fuera de los Estados Unidos

Es por ello, que los casos relacionados a la inmigración y nacionalidad estadounidense deben ser representados por abogados que cuenten con amplia experiencia defendiendo casos de inmigración relacionados a la green cards, visa de inmigrante, naturalización, ciudadanía americana, entre otras.

250+ Años De Experiencia

Trabaja Directamente Con Un Equipo Legal Con Experiencia

Expertos en Inmigración y Defensa Criminal

Reciba Atención Personalizada En Su Caso

Consulta Gratis

1-844-800-5517

Categorías de preferencia relacionadas a las solicitudes de residencia legal de los Estados Unidos

  1. Primera preferencia: aplica a las peticiones de residencia que son sometidas por padres ciudadanos estadounidenses para que sus hijos(as) menores de 18 años puedan ser residentes legales.
  2. Segunda preferencia: aplica para todas las solicitudes de residencia realizadas por residentes legales para sus hijos solteros menores de 21 años o hijos solteros mayores de 21 años y su cónyuge. Los residentes legales no pueden solicitar la petición de sus hijos casados, conforme lo establece la ley,
  3. Tercera preferencia: aplica para los padres ciudadanos que solicitan la residencia legal para sus hijos casados.

 

Recuerde que si usted desea ser residente legal de los Estados Unidos debe cumplir una variedad de requisitos.

Los beneficios de contratar a un abogado para su solicitud de residencia permanente:

Es importante que siempre contrate abogados especializados que le permitan ganar su caso y aprovechar su inversión.

Si usted desea ser residente de los Estados Unidos, puede empezar a realizar el trámite desde hoy. Busque a nuestros abogados con experiencia y no se deje engañar por personas que no cuentan con la debida experiencia.
Las leyes de Estados Unidos son estrictas pero siempre le ofrecen la residencia y ciudadanía a las personas que cumplen con todos los requisitos.

Preguntas Más Frecuentes

Las autoridades de inmigración cuentan con categorías especiales para determinar si una persona es elegible para solicitar una tarjeta de residencia.

La ley de los Estados Unidos permite que una persona pueda ser residente si:

  • Tiene una relación directa con un ciudadano estadounidense que sea capaz de presentar una petición.
  • Cuentan con una oferta de trabajo
  • Buscan una condición de asilado o refugiado
  • Tienen hijos solteros menores de 21 años que tienen padres ciudadanos de los Estados Unidos

La residencia permanente en Estados Unidos es el estatus que le permite al inmigrante vivir y trabajar de forma legal en el país. Según el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS, por sus siglas en inglés), existen diferentes categorías de residencia permanente: 

  • Para familiares de ciudadanos Estadounidenses.
  • Para familiares de residentes permanentes de los Estados Unidos.
  • Para inmigrantes a través de un empleo.
  • Para inmigrantes especiales, este tipo de residencia aplica para trabajadores religiosos, representantes de medios de comunicación internacionales, trabajadores de una organización internacional.
  • A través de la petición de asilo o refugio.
  • Para victimas de trata humana o de abuso.
  • Si es un inversionista inmigrante dispuesto a generar más de 10 puestos de trabajo y hacer una inversión de $500.000 ó 1 millón de dólares en una nueva empresa comercial en los Estados Unidos.

Los requisitos para solicitar una residencia permanente en los Estados Unidos dependen de la situación personal por la cual se solicite.

Un ciudadano de los Estados Unidos puede pedir a sus familiares directos (cónyuge, hijos solteros menores de 21 años, y sus padres). Ellos tendrán prioridad y podrán obtener una visa de inmigrante de inmediato.

Otros familiares de ciudadanos estadounidenses también pueden solicitar la residencia permanente, teniendo en cuenta las siguientes categorías de preferencias:

  • Hijos o hijas (solteros, mayores de 21 años) de ciudadanos estadounidenses. (Primera preferencia, F1)
  • Hijos e hijas casados de ciudadanos estadounidenses. (Tercera preferencia, F3)
  • Hermanos y hermanas de ciudadanos estadounidenses, si el ciudadano estadounidense es mayor de 21 años. (Cuarta preferencia, F4)

Si estás solicitando la residencia permanente por ser familiar de un residente permanente, debes tener en cuenta las preferencias que se han definido para otorgarla:

  • Cónyuges e hijos (solteros, menores de 21 años) de residentes permanentes legales. (Segunda preferencia, F2A)
  • Hijos e hijas (solteros, mayores de 21 años) de residentes permanentes legales. (Segunda preferencia, F2B)

Para las solicitudes de residencia permanente a través de un empleo es importante tener en cuenta la categoría a la cual perteneces, el nivel de estudios que has alcanzado, así como también, los años de experiencia con los que cuentas. Te recomendamos revisar las preferencias que ha definido el USCIS para aplicar a la residencia permanente a través de un empleo o realizar una consulta con nuestros abogados de residencia permanente para recibir una asesoría especializada al respecto.

Los residentes permanentes de los Estados Unidos pueden solicitar, ante las autoridades de inmigración, que un hijo(a) o familiares inmediatos para que obtengan el estatus de residente y tengan el derecho de vivir de manera legal en el país. Antes de iniciar el trámite de petición, debes tener en cuenta que, de acuerdo con las leyes de inmigración, la petición se puede presentar para:

  • Cónyuge de un residente permanente legal.
  • Hijo(a) soltero, menor de 21 años de un residente permanente legal.
  • Hijo(a) soltero, mayor de 21 años de un residente permanente legal.

Para solicitar la residencia permanente para tus familiares e iniciar el proceso de unificación familiar, debes tener en cuenta los siguientes documentos:

  • Diligenciar el formulario I-130 (Petición de familiar extranjero)
  • Documento que compruebe que quien hace la petición es un residente permanente.
  • Documentos que demuestren el parentesco. En caso de hijos: certificado de nacimiento; o de cónyuge: certificado de matrimonio.

Luego de presentar estos documentos, tu petición se enviará al Centro Nacional de Visas (NVC por su sigla en inglés). El NVC es el encargado de iniciar el proceso en el consulado del país de origen del familiar beneficiario. El consulado debe esperar a que haya disponibilidad de visas para asignar una a tu familiar. Una vez recibido el número de visa se inicia el trámite en el consulado asignado.

El periodo de tiempo que se demora la solicitud, el trámite y el otorgamiento de la residencia permanente puede variar dependiendo el tipo de residencia que se solicite, la demanda de visas disponibles y la categoría de preferencia del inmigrante beneficiario. También, se debe tomar en cuenta el estado donde se realiza la petición y la cantidad de peticiones que se presentan cada anualidad.

Para las residencias permanentes basadas en familia los tiempos, en promedio, se contemplan así:

  • Para los familiares directos de un ciudadano estadounidense (Cónyuge, hijo(a) menor de 21 años y padres) El periodo de espera se estima entre 6 y 8 meses.
  • Para la petición de un hijo(a) mayor de 21 años, por parte de un ciudadano estadounidense, el tiempo promedio es de 30 meses.
  • Para la petición de cónyuge o hijo(a) menor de 21 años, por parte de un residente permanente, el tiempo se estima entre 20 y 25 meses
  • Para la petición de hijo o hija soltera(a) mayor de 21 años, por parte de un residente permanente, el tiempo podría ser entre 50 y 60 meses.

Después de que el patrocinador o la persona que te pide, diligencia el formulario I-130, debes recibir una aprobación de tu petición por parte de USCIS. Ellos te comunicarán si existen visas disponibles para la categoría en la que te encuentras. En este punto de tu proceso, tendrás que presentar una solicitud de tarjeta de residente permanente (Formulario I-485). Luego de esto, te citaran para la toma de datos biométricos, toma de  huellas dactilares, fotografías y firma. Por último, te citarán a la entrevista personal. Terminando este proceso, recibirás la decisión sobre tu solicitud.

Para hacer seguimiento al estado de tu solicitud de residencia, mientras sucede todo el proceso, te recomendamos crear una cuenta en el sitio web de USCIS. Para ello, debes registrarte en la sección (Estatus de caso en línea) y usar el número de recibo de tu formulario I-485. De este modo, podrás obtener actualizaciones sobre tu caso.

La tarjeta de residente permanente (Green Card) tiene una validez de 10 años. Así te tendrás que renovarla por lo menos seis (6) meses antes de que haya caducado. Para solicitar la renovación, debes presentar el formulario I-90 ante el USCIS. Esta solicitud se puede hacer en línea o por correo. Si tu solicitud se aprueba, te enviarán una nueva tarjeta de residente permanente válida por 10 años.

Si lo que necesitas es remplazar la tarjeta de residente permanente, debes contemplar los motivos por los cuales es válido renovarla. Según USCIS debes renovar tu tarjeta de residente permanente si: 

  • Tu  tarjeta se ha extraviado, te la robaron o ha sufrido algún daño.
  • Tienes una tarjeta de residente permanente que no tiene fecha de vencimiento y deseas reemplazarla.
  • Si obtuviste la tarjeta de residente permanente antes de que cumplieras los 14 años de edad, y no expirará antes de que cumplas los 16 años.
  • Si, por error de USCIS, tu tarjeta presenta errores o datos incorrectos  (nombre, fecha de nacimiento o fecha en que se le expidió la tarjeta).

El remplazo de tu tarjeta de residente permanente debe hacerse por medio del formulario I-90.

El costo de presentación del formulario I-90 (Solicitud para Reemplazar la Tarjeta de Residente Permanente (Green Card) es de $455 dólares. También, se debe tener en cuenta la tarifa de servicios biométricos que es de $85 dólares. Lo que te permite calcular el costo total en $ 540 dólares.

El costo total de la residencia permanente por matrimonio se encuentra alrededor de los $1,960 dólares. Esta tarifa se ha calculado teniendo en cuenta los siguientes costos:

  • Presentación de formulario I-130 (Petición de familiar extranjero): $535 dólares.
  • Presentación de formulario I-485 (Solicitud de Registro de Residencia Permanente o Ajuste de Estatus): $1,140 dólares.
  • Servicios biométricos (Huellas digitales y fotografía): $85 dólares.
  • Examen médico: $200 dólares.

Sólo un ciudadano estadounidense mayor de 21 años puede pedir a sus padres para que vivan y trabajen legalmente en los Estados Unidos. Una vez aprobada la petición el padre o madre del ciudadano recibirá la tarjeta de residente permanente (Green Card). Esta petición no tiene límite de visas anual y el tiempo que se demora el trámite oscila entre los seis (6)  y ocho (8) meses.

Las tarjetas de residencia permanente (Green Card) son válidas por 10 años y deben ser renovadas por lo menos seis meses antes de su fecha de vencimiento. Si olvidaste renovarla y te encuentras dentro de los Estados Unidos, no hay problema alguno para solicitar su renovación. Debes presentar el formulario I-90 (Solicitud para Reemplazar la Tarjeta de Residente Permanente (Green Card), asistir a los servicios biométricos y recibirás tu nueva Tarjeta de Residente.

Te recomendamos revisar la fecha de vencimiento de tu tarjeta de residente antes de viajar fuera del país, ya que los oficiales de inmigración no te permitirán la entrada al país con una tarjeta de residencia vencida. Si esto te sucede, es importante iniciar un trámite de renovación inmediatamente en el consulado o la embajada del país en que te encuentres, ya que si permaneces mucho tiempo fuera del país podrías enfrentar la posibilidad de perder el estatus de residente.

Solicite a Consulta Gratis