Estados Unidos v. Palomar-Santiago

La Corte Suprema votó por unanimidad contra un residente no estadounidense que impugnaba su acusación por reingreso ilegal al país.

El caso, Estados Unidos v. Palomar-Santiago, involucró a Refugio Palomar-Santiago, un ciudadano mexicano que obtuvo la residencia permanente legal en los Estados Unidos en 1990.
En 1998, Palomar-Santiago fue deportado por conducir bajo efectos del alcohol (DUI) y renunció a su derecho a apelar. En ese tiempo, un DUI se consideraba un delito grave agravado, lo que provocó su expulsión de los Estados Unidos de conformidad con 8 U.S.C. § 1227.

Años después de su deportación, la Corte Suprema dictaminó en Leocal v. Ashcroft que las condenas de DUI no proporcionan motivos para la expulsión de personas como el señor Palomar-Santiago. Esto significó que la orden de deportación de Palomar-Santiago nunca debería haberse emitido porque bajo la dictaminación Leocal v. Ashcroft, no cometió un delito agravado.

Avanzando al año 2017, Palomar-Santiago se encuentra nuevamente viviendo en los Estados Unidos y se enfrenta con ICE donde es acusado de reingresar ilegalmente a los Estados Unidos y recibe una orden de expulsión. El decide desestimar la acusación, argumentando que su orden de expulsión anterior era inválida a la luz de Leocal v. Ashcroft. La jueza Sotomayor se basó en la Sección 1326 (d) que establece que los acusados ​​de reingreso ilegal no pueden pelear sus órdenes de expulsión subyacentes a menos que cumplan con los tres requisitos enumerados por el estatuto:

1. agotaron los recursos administrativos para impugnar la orden
2. el proceso de deportación en el que se emitió la orden les privó indebidamente de la posibilidad de revisión judicial
3. la orden fue fundamentalmente injusta

Si tu o un familiar tiene una orden de deportación, hay motivos de poder anular la orden. Hable con un abogado para ver cuales son sus opciones.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

Solicite una consulta gratis