Mociones de reapertura

Comparte

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email

Los casos de inmigración deben realizarse con tiempo y con el debido proceso. Por ejemplo, las personas  pueden tratar de reconsiderar una decisión anterior si presentan con tiempo una moción para reabrir o de reapertura con un juez de inmigración acreditado. Si deseas reabrir o reconsiderar decisiones debes someter mociones de reapertura.

Este tipo de mociones generalmente se someten para presentar evidencia importante que por algún motivo no estaba disponible cuando se realizó la audiencia inicial.

Se presenta una moción ante la corte de inmigración con el propósito de solicitar legalmente una re-evaluación de alguna decisión que estuvo basada en supuestos errores que pueden cometerse en casos legales.

Por ejemplo, en circunstancias excepcionales las personas solamente podrán presentar una moción de reconsideración y una moción de reapertura.

En caso de existir pocas excepciones:

  • Las mociones de reapertura para reabrir el caso deben presentarse dentro de los 90 días siguientes cuando las autoridades migratorias efectúan una orden de expulsión final.
  • Las mociones de reconsideración deben presentarse dentro de los 30 días siguientes a la fecha de la orden final.

Las mociones de reapertura se someten para que el demandado y el gobierno por medio de los servicios eficientes de los abogados de inmigración acuerden legalmente convencer al tribunal para que pueda reabrir el proceso de deportación. La asesoría legal es importante, porque permite que las personas puedan presentar nuevas evidencias de su caso de inmigración, como por ejemplo, una petición familiar aprobada por las autoridades de inmigración que no estaba disponible al momento de realizarse la audiencia inicial.

La orden de remoción en ausencia se efectúa cuando una persona, por algún motivo, no esté presente en la corte. Las mociones aceptadas para abrir procesos de deportación que se basen en este tipo de orden de  remoción, pueden resultar exitosas cuando se demuestra que una persona no pudo recibir la notificación de  la audiencia y por ello no se presentó a la corte.

Uno de los errores más comunes que cometen las personas en sus casos de inmigración, es que contratan  abogados con poca experiencia. Al momento de someter mociones de reapertura es importante contratar abogados de inmigración de grandes habilidades y capacidades para preparar y redactar una moción de  apertura que brinde los mejores resultados. Todos los casos de deportación son diferentes, pero, por lo  general, las personas que han sido ordenadas deportadas solo tienen permitido presentar una moción de  apertura.

¿Cuánto tiempo debo esperar para recibir la decisión de mi moción presentada?

El tiempo de espera depende de su caso. Las oficinas de servicios de la USCIS  hacen todo lo posible para poder adjudicar las mociones presentadas dentro de 90 días. La Oficina de Apelaciones Administrativas siempre se esfuerza en realizar las revisiones de las mociones dentro de los 180 días a partir de la fecha en que reciben toda la documentación del caso de cada aplicante. En caso que una persona no reciba la decisión de su moción en este plazo establecido, es recomendable que se comunique directamente con un agente de servicio al cliente de la USCIS llamando al número 1-800-375- 5283. Al momento de la comunicación la persona debe preguntar por la petición de servicio.

La importancia de contratar un abogado de inmigración para presentar mociones de reapertura

  • Los abogados ofrecen una asesoría legal personalizada a cada cliente, explican claramente cuáles son las mejores alternativas para cada caso.
  • Escriben todos los escritos legales de manera profesional para que sean aceptados.
  • Analizan la documentación que se debe presentar, esto asegura una alta probabilidad para que las mociones de reapertura sean aceptadas.

Por ejemplo, las personas aunque tengan un familiar ciudadano estadounidense y soliciten la residencia legal, pueden llevarse la sorpresa que su caso no fue aprobado, y en vez de legalizar su estatus reciben una orden de deportación. Estos casos pueden resultar muy problemáticos, pero nuestro bufete de abogados de inmigración experimentado pueden ofrecerle una defensa legal calificada para buscar alternativas que le permitan a las personas residir legalmente en los Estados Unidos.