Más de 250,000 DACA documentados están en riesgo de deportación cuando cumplan 21 años 

Comparte

Facebook
WhatsApp
Twitter
Email

Un grupo poco conocido de jóvenes que crecieron en los Estados Unidos con un estatus migratorio, es decir, los hijos de no ciudadanos que ingresaron a los EE. UU. con visas de trabajo temporales, cada vez más  corren el riesgo de ser deportados. 

Se les conoce como Dreamers documentados, y cuando estos jóvenes cumplen 21 años, “pueden quedar  fuera “de su estado legal anterior, que estaba vinculado a las visas que poseían sus padres. Entonces son  requeridos para que busquen de manera legal obtener el estatus migratorio por su cuenta propia, o para salir  de los Estados Unidos. Si ellos no salen del país, corren el riesgo de ser sometidos a la aplicación de la ley  de inmigración y a una posible deportación. 

Si un padre de familia puede obtener la residencia legal permanente, también conocida como tarjeta verde  antes de que sus hijos cumplan 21 años, entonces ellos son elegibles para obtener la residencia permanente  mediante el mismo proceso. Pero muchos trabajadores temporales, conforme a la ley, no son elegibles para  ajustar su estatus. Y otros deben esperar mucho tiempo para obtener las tarjetas verdes, como, por ejemplo, trabajadores inmigrantes de la India y China, que deben esperar años para ajustar su estatus debido a los  límites por país. Un estudio demuestra que algunos ciudadanos indios tendrían que esperar hasta 89 años  para recibir una tarjeta verde. 

En abril de 2020, se estimaba que 253,293 niños esperaban obtener una tarjeta verde por medio de las  solicitudes de visa de inmigrante basadas en el empleo de sus padres. Se estima que más de 100.000  alcanzarán la mayoría de edad antes de que sus familias puedan ajustar su estatus. 

Muchos soñadores indocumentados han sido elegibles para el estatus de la Acción Diferida para los  Llegados en la Infancia (DACA) . Pero uno de los requisitos principales del DACA es que la persona “No  tenía estado legal el 15 de junio de 2012 ”, dejando a la mayoría de los Dreamers documentados inelegibles  a este excelente beneficio, que permite que muchos jóvenes pueden desarrollarse en el plano laboral, social y  laboral en Estados Unidos. 

Los soñadores documentados recientemente han atraído más atención pública. La Soñadora documentada, Pareen Mhatre, testificó en una audiencia del Congreso sobre las barreras a la inmigración legal en abril  2021. La legislación propuesta que brindaría alivio a algunos soñadores documentados permanece pendiente. 

Realmente, es muy importante que el gobierno de Estados Unidos apoye a jóvenes de distintos países. Cabe  mencionar, que nuestro país es desarrollado y cada año crece económicamente. Esto significa que los  negocios ocupan mano de obra cualificada. 

Los soñadores de Latinoamérica y de otras partes del mundo, conocen plenamente el inglés y se han educado  en instituciones estadounidenses. Además, conocen sobre la cultura de Estados Unidos, y como su nombre lo  indica, son soñadores capaces que quieren salir adelante y ayudar a su familias en una sociedad más  equitativa. 

El gobierno debe analizar bien y enfocarse en darle la oportunidades a estos jóvenes, que seguramente serán  un pilar fundamental para el desarrollo de la economía estadounidense. 

El Dream Act podría proporcionar un camino hacia la ciudadanía para ciertos soñadores documentados  dependiendo de qué versión del proyecto de ley apruebe el Congreso. La Ley de Promesa y Sueño  Americano de 2021 (HR 6) , que actualmente está pendiente de ser aprobada en la Cámara de  Representantes de EE. UU., puede proporcionar un camino hacia la ciudadanía para la mayoría de los  soñadores documentados que se encuentran actualmente en los Estados Unidos, y algunos que han tenido  que salir del país. 

La Ley de NIÑOS de Estados Unidos de 2021 (HR 4331) es la primera legislación propuesta que se centra  en Soñadores documentados para tener un amplio apoyo bipartidista en ambas cámaras. También  proporciona un camino hacia la ciudadanía para ciertos soñadores documentados y ofrece varias ventajas  sobre HR 6. 

Primero, el proyecto de ley incluye a los hijos de padres que ingresaron al país con distintos tipos de visas de  trabajo temporal . HR 4331 también crearía un camino permanente hacia la ciudadanía para los Soñadores documentados actuales y futuros, en lugar de una protección única para un grupo determinado. 

El proyecto de ley también evitaría que los soñadores documentados sean considerados mayores de edad,  mientras la petición de visa de inmigrante o la solicitud de certificación laboral se presente en nombre de sus  padres antes de que el niño cumpla 21 años. 

Por último, HR 4331 no excluiría a las personas basado en antecedentes penales, excepto por motivos de seguridad nacional. El proyecto de ley requeriría que los soñadores documentados estén graduados en una institución de educación superior.