¿Un hijo de 21 años puede arreglarle a sus padres?

Comparte

Facebook
WhatsApp
Twitter
Email

La petición familiar es uno de los caminos más comunes para obtener la residencia permanente. Pero como todo camino, hay muchas rutas diferentes para llegar a la misma meta. Tener un hijo ciudadano que ha cumplido los 21 años es un paso inicial para obtener la green card a través de una petición familiar, pero la clave que tenemos que analizar es donde van a tener la entrevista para la residencia. La abogada Nancy nos explica los dos escenarios diferentes que determinarán su camino hacia la residencia.